martes, 4 de octubre de 2011


Esta tarde el cambio de sitio fue acertado, no así la elección del equipo que resultó ser inadecuado. Las noticias que me llegaron, hablaban sobre la presencia de bicuas y sierras en la zona por ese motivo elegí un equipo pesado.

Pero al retirarse el viento, la actividad se incremento. Ataques por doquier a los paseantes solo tres clavadas que al final se sueltan al llegar al marisco. Lo achaco a la dureza de la caña.

Mañana será otro día en otro lugar.